EL PRIMER PERIÓDICO DIGITAL E INTERACTIVO DE CUENCA-ECUADOR. Un ejercicio periodístico en libertad es nuestro único respaldo. Y nuestro compromiso, la ciudadanía.
   
  Linea Urbana
  Polémica por el Escudo
 
Una propuesta provocadora de bajas pasiones
 
 
La propuesta de, Tania Hermida, sin duda, fue provocadora: y, provocadora de instintos básicos.
 
Para empezar, provocó aquellas bajas pasiones de las cuales goza un periodista de política, en su permanente búsqueda de temas calientes, polémicos y amarillistas. En segundo lugar fue provocación al orden establecido, al estatus instituido. "La propuesta es reemplazar los símbolos" recalcó, Hermida, ante una repregunta periodística en una rueda de prensa ofrecida en el corazón de Montecristi y en compañía de sus asesores. El anuncio fue ratificado por, Alberto Peralta, que fue identificado en la información como antropólogo y asesor de la asambleísta y quien sostuvo, con gestos y acompañamientos de sus manos sobre la mesa en la que ofrece la rueda de prensa, que los símbolos se proponen reemplazar porque los anteriores no corresponden a la realidad ni a la identidad de los ecuatorianos: "No tienen nada que hacer como símbolos de los ecuatorianos", afirmó.
 
Segundos antes, Pedro Jiménez, el presentador del informativo de Ecuavisa ya anunció que se trataba de una propuesta de incluir nuevos símbolos en el escudo y que estos, entre los más importantes cambios estaban la inclusión de la concha espóndilos por el cóndor, y de la "huipala", el emblema con los colores del arco iris (empleada como símbolo de identificación política por el Movimiento Pachakutik) por la Bandera tricolor.
 
 Las provocaciones son evidentes: cambio de símbolos y en razón de la interculturalidad. Dos ideologías ocultas tras los mensajes, tanto de la asambleísta y sus asesores; como en el mensaje difundido por el medio.[1]La ideología de los proponentes de cambios orientada hacia la consecución de una suerte de fortalecimiento de un discurso centrado en el rescate del pasado aborigen de lo que hoy es el territorio ecuatoriano, y de toda la simbología construida a partir de ese mundo andino redescubierto por la arqueología, la antropología y la etnografía, de la resistencia primero, y de un activismo político, de reconocimientos de interculturalidad, ahora. La ideología que se advierte en el mensaje, en cambio, muestra una tendencia por mantener y fortalecer una posición conservadora de lo simbólico, ligada con el patriotismo y el civismo, bastante próximo a aquel que se dicta en las clases de primaria y que se exalta, cada vez y en cada onomástico de las festividades patrias.
El mensaje del medio de comunicación tiene una suerte de posicionamiento crítico, próximo a lo que sostiene el pensador, G. Simmel[2]: “…Los medios de comunicación se han convertido en los instrumentos más idóneos para mantener, e incluso, restaurar el poder y la ideología conservadora”.
Mas, tanto la propuesta de cambios de símbolos como el mensaje elaborado por Ecuavisa; ponen en evidencia otros juegos de estrategias que suelen adoptar los políticos y los medios, en ese afán deliberado de marcar distancias frente a sus públicos. Por un lado la asambleísta y sus asesores en la búsqueda de reconciliación con sectores de la población identificada con el indigenismo, el esoterismo y las excentricidades esnobistas que les ha brindado la pertenencia al ancestral y místico mundo aborigen andino; y por otro, el medio en la búsqueda de los “elementos portadores de aspectos diferentes de la ideología dominante”[3].
Si asumimos que la comunicación es ese proceso social en el cual los individuos emplean símbolos para reconocer su entorno e interactuar con los otros; es evidente que, en esa construcción de signos, con sus simbologías e interpretaciones, es posible la provocación y hasta los intentos persuasivos; pero lejos estás los medios y los asambleístas de poder predecir las consecuencias y reacciones.
 
Wilson Gárate. 1 de junio de 2008.
 
 


[1] El análisis crítico tiene capacidad para descubrir la ideología oculta en los mensajes y su eficacia persuasora y manipuladora de las conciencias pasivas. Miguel Roiz, La sociedad Persuasora, pag. 80.
[2] G. Simmmel, 1939, 121,156; citado por, Roiz, Miguel, La sociedad persuasora, La influencia de los medios, pag. 89.
[3] Roiz, Miguel, La sociedad persuasora, La influencia de los medios, pag. 17.
Contenido de la nueva página
 
  Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! El pensamiento es una construcción universal y su acceso es público, pero la honradez es un valor personal e ineludible. Cite las fuentes. (Copyleft-con cita)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Nuestro respaldo es la libertad de expresión y de prensa. Los valores de responsabilidad, independencia, consciencia crítica y proximidad ciudadana. LÍNEA URBANA es un espacio de construcción colectiva y libre.