EL PRIMER PERIÓDICO DIGITAL E INTERACTIVO DE CUENCA-ECUADOR. Un ejercicio periodístico en libertad es nuestro único respaldo. Y nuestro compromiso, la ciudadanía.
   
  Linea Urbana
  El No en las encuestas
 
Las encuestas hicieron reaccionar a un régimen arrogante
 
La arrogancia es mala consejera, casi como el cinismo en el amor. Tarde o temprano la verdad le pone de cara contra la realidad.
Esa aproximación a la realidad tiene como facultad las encuestas, se crea o no en ese recurso metodológico y técnico que un día irrumpió en la investigación para ajustar dos de sus finalidades: la proyección y el cambio. Y es que, conociendo lo que puede pasar se puede corregir el timón, se es que se está aun a tiempo.
Es lo que esta mañana y tarde ha mantenido reunidos en Guápulo a la cúpula del gobierno, a su buró y asambleístas de plena confianza, porque de plenos poderes dejaron de estar investidos, desde el pasado 25 de julio, el día en que terminó su misión.
También fue el día en que las encuestadoras hicieron conocer, que por primera vez, en las últimas tres semanas en que se ha tomado el pulso de la población (en Quito y Guayaquil) el No aparece por encima del Sí, y con 5 puntos porcentuales de diferencia.
Esas encuestas mostraron también que esa tendencia apareció bastante marcada en Guayaquil en donde la diferencia es de más de 20 puntos del No sobre el Si, al contrario de Quito en donde el SÍ se muestra con favor popular.
El fenómeno se produjo una vez que quienes permanecían indecisos tomaron su decisión y esta estuvo afectada por los acontecimientos de los últimos días: reducción del discurso oficial a los límites de la vulgaridad y el enfrentamiento personal, descalificación de los criterios de la iglesia y de ex asambleístas de oposición; incongruencias de la comisión de redacción y revelación de participación directa en la redacción de artículos efectuados por asesores extranjeros.
La primera corrección del régimen fue ampliar el diálogo del reducido buró, constituido por las pocas personas de confianza de un mandatario ególatra, a su cuerpo de ministros. Con ellos, a puerta cerrada se diseñaba la estrategia de propaganda, denominada para el efecto con el término “difusión”, por el ministro Ricardo Patiño. La segunda, volver la mirada arrepentida a la cúpula de iglesia a la que primero descalificó. Esta misma semana buscarán las aproximaciones que les permitan una reconciliación con los fieles, que también han respondido en las encuestas, en más de 44 por ciento, su respaldo a las preocupaciones de la iglesia.
El régimen, en su premura, provocó la prisa con la que se redactaron los manifiestos y escandalosos errores del texto de Montecristi. También creó y abrió varios frentes de oposición y generó resentimientos entre sectores representativos de la población (los indios, los católicos, los evangelistas, las mujeres). Sectarios o no, fanáticos o no, deterministas o no, son sectores cuya voluntad contará al momento de votar el 28 de septiembre.
La reacción obedece, a la misma motivación con la cual se apresuró la redacción del proyecto de Constitución, el cálculo político. Si antes se apelaba a la simpatía del gobierno y al cumplimiento de una de las ofertas de campaña, una nueva constitución; ahora solamente les queda incrementar su simpatía y repartir sonrisas, besos y abrazos a través de los medios propios y ajenos, perdón, enajenados como parte de una deuda impagable, pero que brinda dividendos políticos a raudales.
 
  Hoy habia 1 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! El pensamiento es una construcción universal y su acceso es público, pero la honradez es un valor personal e ineludible. Cite las fuentes. (Copyleft-con cita)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Nuestro respaldo es la libertad de expresión y de prensa. Los valores de responsabilidad, independencia, consciencia crítica y proximidad ciudadana. LÍNEA URBANA es un espacio de construcción colectiva y libre.